La obesidad es un asunto de salud y no solo estético

Se trata de una enfermedad que afecta al 62,5 % de los adultos de América, según la Organización Panamericana de la Salud.

La proporción de prevalencia de la obesidad y el sobrepeso ha alcanzado niveles epidémicos. Según datos del Programa Mundial de alimentos (PMA), seis de cada 10 adultos las padece. Tanto es así que, el 64.1% de los hombres y el 60.9% de las mujeres de América padecen esta condición.

Cabe mencionar que la obesidad es uno de los principales factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas. Según Maria José Suárez Terán, médico internista del Hospital Vozandes Quito, entre las enfermedades o condiciones que surgen a raíz del sobrepeso destacan:

  • Problemas cardiovasculares, por aumento de lípidos, colesterol y triglicéridos.
  • Infartos cerebrales.
  • Hígado graso.
  • Hepatitis.
  • Ácido úrico elevado.
  • Diabetes.
  • Problemas en rodillas y cadera, pues es donde repercute el peso del paciente.
  • Apnea de sueño, causada por exceso de peso en el área del tórax.
  • Predisposición a infartos.

¿Qué factores generan obesidad?

Suárez menciona que los principales causantes de esta enfermedad son el sedentarismo y la inadecuada alimentación de las personas. Es decir, que no existe un equilibrio entre lo ingerido y el desgaste energético.

Adicionalmente, el cirujano del Hospital Vozandes Quito, Julio Campuzano, agrega que un factor que predispone a la obesidad es la condición genética de los pacientes.

Pero, ¿cómo saber si tiene obesidad? Para detectarla, el doctor Campuzano explica que existe un índice de medición que relaciona el peso y talla.

El valor normal se encuentra entre 20 y 25. Por encima de 25 o 30 es sobrepeso, de 30 para arriba es obesidad.

La obesidad grado 1 abarca valores de 30 a 35; ,la grado 2 de 35 a 40. Y más de 40 es obesidad grado 3.

Una enfermedad que necesita tratamiento integral

Una vez diagnosticada la obesidad, existen dos tipos de tratamientos quirúrgicos: restrictivos y malabsorivos. Los primeros restringen la cantidad de comida que ingresa al estómago; mientras que los segundos no dejan que el organismo absorba todos los nutrientes.

Uno de los tratamientos más populares actualmente es el bypass gástrico, donde el estómago se reduce y se conecta directamente al intestino delgado. Por ende, el paciente come menos.

Las cirugías bariátricas o de pérdida de peso no son predominantemente estéticas, sino que están relacionadas con un tema de salud.

Campuzano menciona que el tema quirúrgico debe tratarse desde un punto de vista médico. Por lo tanto, la pérdida de peso, incluida la cirugía, necesita abordarse desde una perspectiva integral.

Esto quiere decir, con seguimiento del equipo quirúrgico, internistas, nutricionistas, psicólogos y rehabilitadores físicos.

Beneficios de la cirugía bariátrica

Cuando el equipo integral determina que es necesaria una cirugía bariátrica, los beneficios en los pacientes son numerosos. Entre ellos tenemos::

  • El organismo controla mejor de la glucosa.
  • Reducción de medicamentos para presión arterial.
  • Mejora los síntomas relacionados al aparato osteomuscular.
  • Disminución de tasas de suicidio.

Sobre este último punto, los médicos del Hospital Vozandes mencionan que los pacientes con obesidad tienen tasas de suicidio más altas que la población general.

En este contexto, es importante acudir a especialistas para abordar la obesidad a partir de todos los factores que la causan. Al igual que todas las demás enfermedades, la detección temprana y el tratamiento especializado generan resultados óptimos.