Enfermedades cardíacas: enemigas silenciosas

SALUD

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

5 Abr 2022 - 11:08

Enfermedades cardíacas: enemigas silenciosas

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares afecta a 3.511 hombres y 2.126 mujeres aproximadamente.

Es así que para el 2021, la Organización Panamericana de la Salud anunció que 1 de cada 5 ecuatorianos de 18 a 69 años tiene hipertensión arterial, de ellos aproximadamente el 45 % desconoce que padece esta enfermedad. 

La hipertensión arterial es el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares, las cuales representan la primera causa de muerte en el Ecuador.

Para prevenir la hipertensión, evitar infartos, accidentes cerebrovasculares y daños renales, entre otros problemas de salud, a más de asistir a su cita con el médico y tomar sus medicamentos, el centro médico Mayo Clinic recomienda:

No fumar

Las sustancias químicas del tabaco pueden dañar el corazón y los vasos sanguíneos. El humo del cigarrillo reduce el oxígeno en la sangre, lo que aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca porque el corazón tiene que esforzarse más para suministrar suficiente oxígeno al organismo y al cerebro.

Ejercitar al menos 30 minutos al día

La actividad física regular y diaria reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. Asimismo, disminuye las probabilidades de que se presenten otras afecciones que pueden suponer una sobrecarga para el corazón, como la hipertensión arterial, el colesterol alto y la diabetes tipo 2.

Incluso los períodos más cortos de actividad física ofrecen beneficios para el corazón. Moverse solo cinco minutos puede resultar útil; las actividades como jardinería, tareas domésticas, subir las escaleras y pasear al perro cuentan para el total.

Mantener una dieta saludable

Una dieta saludable protege el corazón, mejora la presión arterial y el colesterol, y reduce el riesgo de tener diabetes tipo 2. Un plan de alimentación saludable para el corazón incluye lo siguiente:

  • Frutas y verduras
  • Frijoles u otras legumbres
  • Carnes y pescados magros
  • Productos lácteos bajos en grasa o sin grasa
  • Cereales integrales
  • Grasas saludables, como el aceite de oliva

Por otra parte, es importante limitar la ingesta de los siguientes productos:

  • Sal
  • Azúcar
  • Hidratos de carbono procesados
  • Alcohol
  • Grasas saturadas 

Tener un peso saludable

El exceso de peso puede llevar a afecciones que aumentan las probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas, incluidos la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes tipo 2.

Incluso una pequeña pérdida de peso puede ser beneficiosa. Reducir el peso entre un 3% y un 5% puede ayudar a disminuir ciertas grasas en la sangre (triglicéridos), disminuir el nivel de glucosa en la sangre y reducir el riesgo de diabetes tipo 2. Perder aún más peso ayuda a reducir la presión arterial y el nivel de colesterol en la sangre.

Buena calidad de sueño

Las personas que no duermen lo suficiente tienen un mayor riesgo de obesidad, hipertensión arterial, ataque cardíaco, diabetes y depresión. Por eso, el sueño debería ser una prioridad en los adultos.

Controlar el estrés

Algunas personas lidian con el estrés de manera poco saludable, como comer en exceso, beber o fumar. Encontrar formas alternativas de controlar el estrés, como la actividad física, los ejercicios de relajación o la meditación, puede ayudar a mejorar la salud.