BCE sugiere precio de petróleo de USD 64,8 para Proforma 2023

Economía

Autor:

Mónica Orozco y Evelyn Tapia

Actualizada:

3 Oct 2022 - 5:29

El gerente del Banco Central, Guillermo Avellán, en Quito el 30 de septiembre de 2022. - Foto: Evelyn Tapia / PRIMICIAS

BCE sugiere precio de petróleo de USD 64,8 para Proforma 2023

Autor:

Mónica Orozco y Evelyn Tapia

Actualizada:

3 Oct 2022 - 5:29

El gerente del Banco Central, Guillermo Avellán, prevé que la inflación anual de Ecuador sea de 2,8% en 2023, menor a la cifra casi 4% de 2022.

Octubre es un mes decisivo en las cuentas fiscales, pues el Ministerio de Finanzas elabora desde ese mes la Proforma del Presupuesto General del Estado para 2023.

En este contexto, el Banco Central del Ecuador (BCE), presentó el 15 de septiembre al Ministerio de Finanzas las proyecciones de los principales indicadores de la economía en 2023, que sirven de base para la elaboración de la Proforma.

El gerente del Banco Central del Ecuador (BCE), Guillermo Avellán, prevé que el precio promedio del barril de petróleo sea de USD 64,8 en 2023. Es un valor superior a 2022, cuando se proyectó en USD 59,20 por barril.

La proyección del BCE es conservadora frente a la estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI), que preveía un precio promedio del USD 75 por barril.

Según Avellán, en 2023 la inflación será menor que la registrada en 2022, y será de 2,8% en promedio.

¿Qué supuestos macroeconómicos envió al Ministerio de Finanzas para la elaboración de la proforma 2023?

El 15 de septiembre presentamos el informe de programación macrofiscal. Entregamos esta información al Ministerio de Economía y Finanzas y ellos tienen la facultad de decidir qué datos toman para la Proforma de 2023.

En el sector petrolero proyectamos que la producción aumente de 175,7 millones de barriles previstos en 2022 a 187,9 millones de barriles en 2023.

Y prevemos que el precio del barril de petróleo en 2023 será de USD 64,8.

Para la importación de derivados, el precio promedio proyectado es de USD 84,9 por barril, respecto del precio actual, de alrededor de USD 116,8.

Mientras que la inflación promedio consideramos que será de 2,8% en 2023, es decir, menor a la inflación promedio proyectada para 2022, de casi 4%.

En el comercio, esperamos que las importaciones de bienes y servicios sumen USD 35.500 millones y que las exportaciones sean de USD 35.824 millones en 2023.

La producción petrolera nacional ha caído en lo que va de 2022. ¿Qué hace pensar un cambio en esa tendencia en 2023?

Somos optimistas en la producción porque en 2023 van a entrar nuevos campos a producir, en donde se han realizado inversiones importantes desde el sector público y privado.

Somos optimistas en la producción porque en 2023 van a entrar nuevos campos a producir.

Se trata de pozos petroleros que no serían afectados por los acuerdos de las mesas de diálogo con los indígenas (Ndlr.: Los indígenas piden una moratoria parcial en el sector petrolero).

¿Qué factores están considerando para proyectar un precio de USD 64,8 por barril?

El precio del petróleo dependerá de la demanda internacional. Hay estimaciones sobre desaceleración económica en China y Estados Unidos, las dos mayores economías mundiales, por lo que podría caer la demanda.

Lo que podría compensar ese efecto son las sanciones a Rusia, que extrae 11 millones de barriles diarios de petróleo. Las sanciones pueden reducir aún más el suministro de petróleo en el mundo.

¿Qué hace pensar que la inflación será menor en 2023?

Algo que influye mucho en la inflación es el costo del transporte, pero debido al subsidio a los combustibles de bajo octanaje, los precios del transporte están controlados y eso moderaría la inflación en 2023.

Aunque el subsidio tiene efectos negativos en términos fiscales para el gobierno, ayuda a moderar el efecto en el gasto de las familias en transporte.

Lo que está influyendo todavía en la inflación es el precio de los alimentos y bebidas, pero eso debería moderarse a medida que los precios en las cadenas de suministros se estabilicen.

Ya estamos viendo que los precios de los contenedores y el transporte internacional han bajado.

El BCE redujo la proyección de crecimiento del PIB en 2022. ¿Qué pasará en 2023?

Sí, esperábamos que la economía crezca 2,8% en 2022, pero por los efectos negativos del paro nacional, la proyección bajó a 2,7%.

En 2023 esperamos un mayor crecimiento, la proyección es que el PIB crezca 3,1%, esto es más de lo que habíamos previsto antes, que era 2,9%.

¿A qué factores se atribuye la proyección de crecimiento del PIB en 2023?

Principalmente por un mayor consumo de los hogares y por un incremento de la inversión.

Además, prevemos un crecimiento de exportaciones petroleras y de las exportaciones no petroleras.

Esperamos que los sectores exportadores que tuvieron mayor crecimiento en 2022 mantengan esa tendencia en 2023, como el camarón y la minería.

Esperamos que los sectores exportadores de camarón y minería mantengan su crecimiento.

¿Cuánto crecerían las exportaciones mineras en 2023?

 

La proyección es que las exportaciones mineras superen los USD 3.000 millones en 2023.

Ha habido volatilidad de los precios de los minerales en 2022 y eso continuará en 2023, lo que podría impactar las exportaciones. Pero, pese a eso, el volumen de ventas crecerá.

¿Cuáles son los mayores riesgos que enfrentará la economía en 2023?

Identificamos tres: la volatilidad del precio del petróleo, el aumento de las tasas de interés a nivel internacional y la apreciación del dólar, que encarece las exportaciones ecuatorianas.

El alza de la tasa de interés de los fondos federales de Estados Unidos implicaría un aumento del costo del crédito externo para los sectores público y privado de Ecuador.

Si bien las entidades financieras privadas no son tan dependientes del financiamiento externo, si las tasas internacionales siguen subiendo, esto podría repercutir en un alza de las tasas en el mercado crediticio local.

Si las tasas internacionales siguen al alza, esto podría repercutir en un alza de tasas para el crédito local.

Pero ese efecto no se ve todavía de manera muy importante, porque los bancos se fondean principalmente de los depósitos de los clientes.

Estamos monitoreando y presentando propuestas a las Juntas Monetaria y Financiera para asegurar que la liquidez se canalice a actividades productivas.

¿A qué se debe el incremento de riesgo país hasta los 1.700 puntos?

El incremento se debe a la coyuntura política que genera incertidumbre a los inversionistas sobre lo que podría suceder, pero no debería ser así.

El riesgo país explica la probabilidad de pago de las obligaciones del Estado y lo que ha hecho el gobierno es ordenar las finanzas para garantizar la sostenibilidad de la deuda.

Si el indicador midiera solo eso, el riesgo país debería estar por debajo de los 1.000 puntos.

En la medida que la coyuntura política de las mesas de diálogo con los indígenas lleguen a un buen final y que se culmine de manera exitosa el acuerdo con el FMI, el riesgo país debería disminuir de manera importante.

Si el riesgo país sigue alto, el costo del crédito externo para los sectores público y privado de Ecuador podría aumentar.

¿Cómo avanzan las metas para culminar en diciembre el acuerdo con el FMI?

El equipo del FMI revisará las metas para el último desembolso entre la tercera y cuarta semana de octubre.

Las metas del acuerdo que competen al BCE se han cumplido de manera satisfactoria. Las reservas internacionales llegaron a un récord histórico de USD 9.542 millones en agosto, esto ha permitido cubrir el primer y segundo sistemas del balance del BCE al 100%.

En 2022 las reservas cerrarían entre USD 7.500 y USD 8.000 millones.

¿Planean presentar reformas a las tasas de interés para impulsar el crédito en 2023?

La entidad encargada de revisar las tasas de interés en Ecuador ahora es la Junta Financiera.

Nosotros presentamos una propuesta para que las personas sin historial crediticio accedan a un crédito por primera vez.

La idea es crear segmentos temporales de microcrédito y consumo para las personas que no han tenido créditos.

Para esto, las entidades financieras tendrían que hacer provisiones más altas, por el riesgo que asumen y se está analizando cuál sería la tasa para esta población.

También presentamos una propuesta para dar incentivos tributarios, para no encarecer el financiamiento externo. 

Noticias relacionadas